Amnistía Internacional México - Derechos humanos Saltar al contenido

CONTENIDO

     ← Regresar

AI México: Aprobación del Proyecto de Ley de Seguridad Interior pone en riesgo los DDHH de la población

Fecha: 14 diciembre, 2017

©Amnistía Internacional

Ciudad de México a 13 de diciembre de 2017.- En relación con la aprobación en las Comisiones dictaminadoras del Senado del proyecto de Ley de Seguridad Interior, Tania Reneaum, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México, ha declarado:

“Es inaudita la forma en la que las Comisiones dictaminadoras del Senado han pasado por alto todas las observaciones y advertencias de sociedad civil organizada, la academia y organismos nacionales e internacionales de derechos humanos sobre los efectos perversos para la seguridad ciudadana del proyecto de Ley de Seguridad Interior. Las modificaciones propuestas no resuelven de fondo la falta de controles civiles, transparencia y rendición de cuentas sobre el uso de las fuerzas armadas en funciones policiales regulares”.

“Hoy el Senado han perdido la oportunidad de hacer una política pública de seguridad pública integral y respetuosa de los derechos humanos, privilegiado un enfoque de uso de fuerza sobre un enfoque de prevención de la criminalidad y la violencia”.

La sociedad pide mejorar la seguridad pública y esta ley no resuelve el problema, es un instrumento que dota de enormes facultades a las fuerzas armadas, quienes no tendrán que rendir cuentas de sus actos.

Amnistía Internacional se suma a la exigencia de la CNDH, la ONU-DH, la CIDH y organizaciones de la sociedad civilde generar un diálogo a nivel nacional sobre esta ley para que se preserven y garanticen los derechos humanosde las personas.

Urgimos al Senado a escuchar las voces que se han alzado en contra de esta ley y dar marcha atrás a la aprobación fasttrack del proyecto del Proyecto de Ley de Seguridad Interior.

Tweet: La #LeyDeSeguridadInterior pone en riesgo mis derechos. @EPN le pido vete esta ley, exigo #SeguridadSinGuerra

Hoy el Senado han perdido la oportunidad de hacer una política pública de seguridad pública integral y respetuosa de los derechos humanos, privilegiado un enfoque de uso de fuerza sobre un enfoque de prevención de la criminalidad y la violencia.
NOTICIAS RELACIONADAS