Amnistía Internacional México - Derechos humanos Saltar al contenido

CONTENIDO

     ← Regresar

EE.UU.: El movimiento de Trump para salir del pacto climático de París muestra desprecio por las vidas de millones de personas

Fecha: 6 noviembre, 2019

©Amnistía Internacional

En respuesta a la noticia de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dispone a abandonar formalmente el Acuerdo de París sobre cambio climático, lo que convierte a esa nación en la única del mundo en no formar parte del mismo, el secretario general de Amnistía Internacional Kumi Naidoo, declaró lo siguiente:

“El continuo intento de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París es egoísta, imprudente y monstruoso, es, potencialmente, el acto más destructivo de la presidencia de Trump.

“El presidente Trump puede creer que su compromiso con los combustibles fósiles le ganará votos, pero también le costará vidas. Al anteponer su agenda personal a las necesidades de la población mundial, está vandalizando deliberadamente los intentos globales de salvar a la humanidad.

“La emergencia climática es una de las mayores amenazas a los derechos humanos de nuestra era: sus efectos provocan hambrunas, pobreza y falta de hogar en grandes extensiones del planeta. Y como segundo mayor emisor de carbono del mundo, Estados Unidos tiene un papel fundamental que desempeñar en la prevención de la catástrofe de los derechos humanos, que será inevitable a menos que se reduzcan drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Al perseguir la salida del Acuerdo de París, el Presidente Trump está enviando un claro mensaje a los cientos de millones de personas cuya existencia está amenazada por la crisis climática: no le importa si viven o mueren”.

Antecedentes

El presidente Trump está iniciando un proceso de un año para salir formalmente del Acuerdo de París sobre el cambio climático. No podrá finalizar la retirada hasta un día después de las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre de 2020.

El pacto es uno de los esfuerzos más ambiciosos a nivel mundial para combatir el cambio climático, fue ratificado por 125 países y entró en vigor en noviembre de 2016. Bajo el Acuerdo de París, Estados Unidos se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 26-28%, por debajo de los niveles de 2005 para el año 2025.

Si no se toman medidas enérgicas para prevenir el cambio climático, éste causará 250,000 muertes al año entre 2030 y 2050 debido a la malaria, la malnutrición, la diarrea y el estrés por calor. Más de mil millones de personas se verán afectadas por una severa reducción en los recursos hídricos debido al aumento de 2°C en la temperatura media global.

Otra consecuencia del cambio climático es que, para el año 2080, aumentaría el número de personas en riesgo de padecer hambre en al menos 600 millones, además de que 330 millones de personas serían desplazadas debido a las inundaciones.

Cientos de millones de personas se verían privadas de sus derechos a la vida, la salud, la alimentación, el agua y la vivienda. Es probable que las personas que viven en la pobreza, en particular las mujeres y las niñas, los pueblos indígenas y otros grupos desfavorecidos debido a la discriminación, sufran los efectos adversos del cambio climático de forma desproporcionada.

NOTICIAS RELACIONADAS