Amnistía Internacional México - Derechos humanos Saltar al contenido

CONTENIDO

     ← Regresar

Informe 2017/18 de Amnistía Internacional: La situación de los derechos humanos en el mundo

Fecha: 21 febrero, 2018

©Amnistía Internacional

Dijiste no al odio. Dijiste no al miedo.
Dijiste no a un mundo sin derechos humanos.

A lo largo del último año, los líderes han promovido el odio, han luchado contra los derechos, han hecho caso omiso de los crímenes de lesa humanidad y han dejado alegremente que la desigualdad y el sufrimiento se salieran de control. Esto provocó protestas masivas que demostraban que, aunque los desafíos pueden ser mayores que nunca, la voluntad de combatirlos es igual de fuerte.

En el informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo en 2017/18, que abarca 159 países, Amnistía Internacional presenta el análisis más exhaustivo de la situación actual de los derechos humanos en el mundo.

Aunque las conclusiones siguen siendo estremecedoras, son los hechos como los que se destacan en el informe los que han movilizado a gente de todo el mundo para plantarle cara a la adversidad y hacer oír su voz.

La promesa de un México en paz, se desmorona hacia el fin del sexenio del presidente Peña Nieto.

Respecto al capitulo sobre la situación de los derechos humanos en México Tania Reneaum, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México, ha declarado:

“En el capítulo sobre México nuestro informe exhibe la incapacidad del gobierno de Enrique Peña Nieto para garantizar la seguridad de la población y revertir la grave crisis de derechos humanos. Graves violaciones a los derechos humanos continúan ocurriendo de forma rutinaria, existen muy pocos avances para combatir la tortura, las  ejecuciones extrajudiciales o las desapariciones forzadas, y las personas presuntamente responsables de estos crímenes rara vez son llevadas a juicio , lo que envía un mensaje claro de que estos actos son tolerados. Además, la violencia de género sigue siendo una realidad cotidiana que ha afectado a dos tercios de las mujeres al menos una vez en su vida. La desigualdad económica arraigada es una causa fundamental de  injusticias estructurales”.

“En este contexto, la promesa de un México en paz se desmorona hacia el fin del sexenio del presidente Peña Nieto, con cifras inéditas de violencia. Al mismo tiempo, la voz de activistas alrededor del país se ha levantado con más fuerza para demandar justicia, verdad y reparación. Movimientos de víctimas han exigido sus derechos y en 2017 conquistaron importantes victorias como las leyes generales sobre tortura y desaparición. La gente exige sus derechos humanos y ahora corresponde al gobierno mostrar que está escuchando.

“Es crucial que los derechos humanos sean un eje fundamental de cualquier proyecto de gobierno, y exhortamos a que estos sienten las bases de una discusión seria entre candidatas y candidatos que se centre en la realidad compleja que vive el país y la necesidad de soluciones a la crisis de derechos humanos”.

Descarga el Informe Anual sobre Derechos Humanos 2017/2018 y sigamos levantando la voz hasta construir un mundo digno para todas las personas.














NOTICIAS RELACIONADAS