Saltar al contenido
ALGO

Fecha: 11 junio, 2018

¡Exigimos un alto a la violencia en Nicaragua!


Según el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH), 295 personas han muerto como consecuencia de la represión violenta tras la manifestación pacífica de miles de personas por la reforma aprobada el 16 de abril por el Gobierno de Nicaragua; la cual propone un aumento en las cotizaciones al seguro social de las personas empleadoras y trabajadoras, así como una contribución adicional del cinco por ciento en el caso de las pensionistas.

Entre los actos cometidos por la policía, destacan el uso de armas, negaciones de atención médica e incluso posibles ejecuciones extrajudiciales, entre otras violaciones de derechos humanos. Sólo en los cinco primeros días de protesta, la Cruz Roja Nicaragüense habría atendido a más de 400 personas heridas.

¡Firma y exige que la policía no dispare a matar!

Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra:

Me indignan los hechos documentados por Amnistía Internacional, en el informe “Disparar a matar: Estrategias de represión de la protesta en Nicaragua” por ello le exijo:

  • Abstenerse de reprimir violentamente las protestas, intimidar u hostigar a personas defensoras y familiares de víctimas.
  • Detener la narrativa oficial que criminaliza a las personas que protestan contra su gobierno.
  • Garantizar el respeto a la libertad de expresión y el derecho a la protesta.
  • Implementar medidas efectivas para asegurar que las fuerzas policiales detengan inmediatamente el uso excesivo de la fuerza e inicien investigaciones sobre aquellos casos donde hubo represión violenta durante las protestas públicas por parte de policías.
  • Llevar a cabo una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial en todos los casos de posible ejecución extrajudicial y otras graves violaciones a los derechos humanos, durante las protestas, garantizando que las personas responsables sean llevadas ante la justicia.

Atentamente,

 

 

/