fbpx

Bielorrusia: Las ONG piden al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que convoque una sesión extraordinaria

(Photo by Valery Sharifulin\TASS via Getty Images)

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU debe convocar de manera urgente a a una sesión especial para abordar la crisis de derechos humanos en Bielorrusia, donde las autoridades han lanzado una campaña de represión a gran escala tras las controvertidas elecciones presidenciales, manifestaron hoy Amnistía Internacional y otras 15 Organizaciones internacionales y bielorrusas en una carta abierta.

En el documento se pide al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que establezca una investigación independiente sobre las violaciones de derechos humanos que se están produciendo.

“La campaña electoral de 2020 se ha caracterizado por un nivel de actividad de protesta sin precedentes y una represión de los derechos humanos por parte de las autoridades igualmente sin precedentes. La policía ha utilizado una fuerza excesiva, que incluye granadas para aturdir, balas de goma y cañones de agua, contra personas que se manifiestan de manera pacífica, y los ha sometido a palizas, torturas y a un régimen de incomunicación. Asimismo, varias personas manifestantes han sido asesinadas. Las autoridades han demostrado que no dudarán en utilizar la violencia contra las personas y que tienen la intención de obstruir una investigación local sobre estos abusos de las fuerzas del orden”, ha declarado Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central.

“Nos preocupa que si las acciones de las autoridades no son cuestionadas, se derramará más sangre en las calles de Bielorrusia. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas debería ordenar una investigación internacional sobre las violaciones de los derechos humanos y los delitos de derecho internacional cometidos en el período previo, durante y después de las elecciones presidenciales, con el fin de disuadir rápidamente de cometer nuevas violaciones graves”.

La carta abierta ha sido firmada conjuntamente por 16 organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).

Antecedentes

En los tres días posteriores a las elecciones presidenciales del 9 de agosto, las autoridades confirmaron el arresto de unas 6 mil 700 personas manifestantes. Según el Centro de Derechos Humanos de Viasna, al menos 450 de las personas detenidas informaron que fueron torturadas, incluso mediante palizas graves u otros maltratos. Dijeron haber sido obligadas a realizar actos humillantes y amenazadas con ser violadas, mientras permanecían en régimen de incomunicación durante un máximo de 10 días.

Desde el 12 de agosto, las autoridades han adoptado medidas para aliviar la situación, absteniéndose de realizar detenciones en masa y poniendo en libertad a las personas detenidas. Sin embargo, las amenazas contra las personas que hacen manifestaciones pacíficas, formuladas recientemente por el Presidente Alyaksandr Lukashenka y sus subordinados, junto con el reciente despliegue de las fuerzas armadas en la capital del país, Minsk, y en otros lugares, señalan una posible nueva espiral de violencia y las consiguientes violaciones de los derechos humanos.

Compártelo en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Cómo puedes apoyar

Dona

Trabajamos para exponer las violaciones de los derechos humanos, dando una luz de esperanza a quienes aún esperan justicia.

Firma nuestras peticiones

Con tu firma podemos presentarnos frente a las autoridades no solo como Amnistía Internacional ¡sino como miles de personas exigen un mundo mejor!

Hazte miembro

Además de donar, las personas que forman parte de la membresía cuentan con voz y voto para participar en las actividades de gobernanza de Amnistía Internacional Sección Mexicana.