fbpx

Coalición mundial insta a la ONU a abordar los abusos contra los derechos humanos de China

(Foto: Amnistía Internacional)

Más de 300 organizaciones piden un mecanismo internacional

Las Naciones Unidas deben crear urgentemente un mecanismo internacional independiente para abordar las violaciones de derechos humanos del gobierno chino. El llamado, hecho hoy, está incluido en una carta abierta firmada por una coalición mundial de 321 grupos de la sociedad civil, incluida Amnistía Internacional. En la coalición hay grupos de más de 60 países de todo el mundo, desde Azerbaiyán a Zambia, desde Marruecos a Malasia, desde Vietnam a Venezuela.

Los grupos firmantes subrayaron la necesidad de abordar las violaciones masivas de derechos humanos perpetradas en toda China, incluidos Hong Kong, Tíbet y Sinkiang. También pusieron de relieve el impacto mundial de las violaciones de derechos humanos que comete China: su actuación contra defensores y defensoras de los derechos humanos en el extranjero, la censura y la vigilancia llevada a cabo por este país en todo el mundo y su promoción del desarrollo que no respeta los derechos, con la consiguiente degradación del medio ambiente.

“Esta coalición mundial de organizaciones, además de 50 expertos y expertas de la ONU y decenas de gobiernos, exige que acabe la impunidad de China en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, declaró John Fisher, director en Ginebra de Human Rights Watch. “Es preciso que la ONU actúe en respuesta a las voces, cada vez más numerosas, que piden que China rinda cuentas por sus abusos en materia de derechos humanos”.

La petición de estos grupos hace eco de una declaración sin precedentes realizada por más de 50 expertos y expertas de la ONU que, en junio de 2020, expusieron con detalle las graves violaciones de los derechos humanos perpetradas por las autoridades chinas y pidieron que se tomaran “medidas decisivas para proteger las libertades fundamentales en China”.

“El desprecio de China por los derechos humanos ya no afecta únicamente a su ciudadanía: su apoyo a dictaduras y sus esfuerzos por reinterpretar las normas internacionales están haciendo que la labor de defender los derechos humanos resulte más difícil que nunca”, declaró Sarah Brooks, enlace en Bruselas del Servicio Internacional para los Derechos Humanos. “Esta declaración conjunta une por primera vez en una causa común a organizaciones de todo el mundo que luchan por sus propias comunidades”.

En su declaración, la coalición resalta los esfuerzos de China por distorsionar el mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, persiguiendo a activistas del país que utilizan los mecanismos de la ONU para buscar reparación y oponiéndose a iniciativas orientadas a asegurar el escrutinio de graves violaciones de los derechos humanos y crímenes de derecho internacional en países de todo el mundo. China suele rechazar todo intento de examinar su historial de derechos humanos, calificándolo de ‘grave intromisión’ en su soberanía.

“China ha perseguido sistemáticamente a defensores y defensoras de los derechos humanos en represalia por su cooperación con las operaciones de defensa de los derechos humanos de la ONU, sometiéndolos a torturas, desapariciones forzadas y al retiro de la licencia para ejercer en el caso de profesionales de la abogacía”, declaró a su vez Renee Xia, directora de Defensores Chinos de los Derechos Humanos. “El sistema de la ONU no debe seguir tolerando semejante trato”.

La coalición respalda la petición de los expertos y expertas de la ONU para que se celebre un período extraordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, en el cual se evalúe toda la gama de abusos que comete el gobierno de China y se establezca un mecanismo imparcial e independiente de la ONU centrado en China. Los grupos exhortan asimismo al secretario general de la ONU y la alta comisionada para los derechos humanos a que cumplan con su responsabilidad de abordar públicamente las violaciones generalizadas de derechos humanos perpetradas por China.

“La comunidad internacional no puede limitarse a esperar y permitir que las autoridades chinas pisoteen los derechos humanos dentro y fuera de sus fronteras”, manifestó Joshua Rosenzweig, quien dirige el equipo de China de Amnistía Internacional. “Si no se adoptan ya medidas decisivas, las cosas no harán más que empeorar. Es urgente que los Estados miembros de la ONU colaboren y se aseguren de que las violaciones cometidas por Pekín se monitorean oficialmente y se cuestionan de manera eficaz. Ningún Estado puede estar por encima de la ley”.

Compártelo en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Cómo puedes apoyar

Dona

Trabajamos para exponer las violaciones de los derechos humanos, dando una luz de esperanza a quienes aún esperan justicia.

Firma nuestras peticiones

Con tu firma podemos presentarnos frente a las autoridades no solo como Amnistía Internacional ¡sino como miles de personas exigen un mundo mejor!

Hazte miembro

Además de donar, las personas que forman parte de la membresía cuentan con voz y voto para participar en las actividades de gobernanza de Amnistía Internacional Sección Mexicana.