fbpx

Escribe por los Derechos 2022: Defendiendo a las personas activistas en un año de protestas mundiales

Por Amnistía Internacional

Por Amnistía Internacional

Desde su creación, Write for Rights ha transformado la vida de más de 100 personas, liberándolas de la tortura, el acoso o el encarcelamiento injusto.

En 2001, un grupo de amigos de Varsovia (Polonia) decidió celebrar el Día de los Derechos Humanos con un maratón de 24 horas de escritura de cartas. A lo largo del día, consiguieron escribir más de 2.000 cartas en nombre de personas cuyos derechos estaban siendo vulnerados por diversas autoridades estatales. Una hazaña nada desdeñable. 

Han pasado 21 años y la idea concebida por aquellos amigos ha dado lugar a algo que ni ellos mismos podrían haber imaginado. Cada año, más personas de más países empezaron a escribir cartas. Hoy, lo que ahora se conoce como Write for Rights se ha convertido en el mayor acontecimiento mundial de derechos humanos. Solo en 2021, se llevaron a cabo más de 4,5 millones de acciones -entre cartas, correos electrónicos, tuits y firmas de peticiones- en más de 200 países y territorios.  

El asombroso crecimiento del evento y su perdurable atractivo se basan en una idea sencilla pero poderosa que ha sido fundamental para Amnistía Internacional desde su fundación en 1961: cuando un número suficiente de personas se unen para oponerse a la injusticia, utilizando únicamente el poder de las palabras, las autoridades escuchan y se produce el cambio.

Es un principio que se ha demostrado una y otra vez.

Reproducir video

Algunos ejemplos recientes son Bernardo Caal Xol, activista medioambiental de Guatemala liberado este año tras haber sido encarcelado por cargos falsos; Magai Matiop Ngong, liberado en marzo tras haber sido condenado a muerte con solo 15 años en Sudán del Sur; y el defensor de los derechos humanos burundés Germain Rukuki, liberado en 2021 tras cuatro años de condena a 32 años de prisión. 

El acto es un testimonio del poder del activismo y la acción colectiva. Así pues, en un año marcado por las protestas masivas y la represión violenta, es lógico que Write for Rights 2022 se pronuncie en favor de quienes han pagado un alto precio por alzar su voz.  

Desde Irán y China hasta Cuba y Sri Lanka, en los últimos 12 meses se ha visto a personas de todo el mundo reivindicar en voz alta su derecho a la protesta pacífica. Hemos sido testigos de actos de rebeldía emblemáticos, como mujeres afganas que han salido a la calle para protestar contra el régimen talibán o mujeres iraníes que han publicado vídeos cortándose el pelo para protestar contra las abusivas leyes que obligan a llevar velo. 

Casi sin excepción, esta oleada de protestas masivas se ha topado con respuestas obstruccionistas, represivas y a menudo violentas por parte de las autoridades estatales. 

La creciente amenaza mundial al derecho a la protesta es uno de los principales campos de batalla de nuestro tiempo en materia de derechos humanos. En las últimas décadas, cuestiones como la crisis medioambiental, la creciente desigualdad y las amenazas a los medios de subsistencia, el racismo sistémico y la violencia de género han hecho cada vez más necesaria la acción colectiva. Han dado lugar a algunas de las mayores movilizaciones de protesta vistas en décadas. Grupos como Black Lives Matter, MeToo y los movimientos contra el cambio climático han inspirado a millones de personas de todo el mundo a salir a la calle y a Internet. 

En todo el mundo, gobiernos han respondido aplicando un abanico cada vez mayor de medidas represivas. Los manifestantes de todo el mundo se enfrentan a una potente combinación de medidas represivas, con un creciente número de leyes y otras medidas para restringir el derecho a protestar; el uso excesivo de la fuerza, la expansión de la vigilancia ilegal masiva y selectiva; el cierre de Internet y la censura en línea; y los abusos y la estigmatización. 

Reflejando el carácter universal de esta amenaza, Write for Rights 2022 hace campaña en favor de 13 personas de todas las regiones del mundo que han sufrido como consecuencia de la represión. Entre ellas hay una abogada de Hong Kong encarcelado por animar a la gente a encender velas para conmemorar la represión de la plaza de Tiananmen; un iraní encarcelado y torturado por protestar pacíficamente contra la desigualdad y la represión política que lleva más de dos años recluido en régimen de aislamiento; y tres activistas zimbabuenses que fueron secuestradas, golpeadas, agredidas sexualmente y encarceladas por su activismo. 

Escribir una carta, enviar un tuit, firmar una petición. ¿Seguro que no se puede cambiar el mundo con algo tan sencillo? Sí que se puede. ¡Únete aquí! 

Cómo puedes apoyar

Dona

Trabajamos para exponer las violaciones de los derechos humanos, dando una luz de esperanza a quienes aún esperan justicia.

Firma nuestras peticiones

Con tu firma podemos presentarnos frente a las autoridades no solo como Amnistía Internacional ¡sino como miles de personas exigen un mundo mejor!

Hazte miembro

Además de donar, las personas que forman parte de la membresía cuentan con voz y voto para participar en las actividades de gobernanza de Amnistía Internacional Sección Mexicana.