fbpx

COMUNICADOS

MÉXICO: CARTA ABIERTA AL MTRO. ALEJANDRO MURAT HINOJOSA

ASUNTO: PROTECCIÓN PARA LA ORGANIZACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL CONSORCIO PARA EL DIÁLOGO PARLAMENTARIO Y EQUIDAD, OAXACA

Distinguido Sr. Gobernador, 

Reciba un cordial saludo de Amnistía Internacional. Somos un movimiento global de más de 7 millones de personas alrededor del mundo que tiene como objetivo principal promover y defender los derechos humanos de todas las personas. Desde hace casi cinco décadas nuestro movimiento tiene presencia en México, en donde también actuamos para poner fin a las graves violaciones de derechos humanos.

En esta ocasión nos dirigimos a Ud., en su calidad de Titular del Poder Ejecutivo del Estado de Oaxaca, como la autoridad competente de la política de protección de personas defensoras de derechos humanos en dicha entidad federativa, para expresarle la preocupación de Amnistía Internacional por las amenazas en contra de integrantes de Consorcio Oaxaca, organización que promueve los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

Amnistía Internacional ha tenido conocimiento, que el 15 de junio del presente año, se encontró una bolsa que contenía restos de lo que parecía ser la cabeza de un animal, junto con una nota atribuida presuntamente a un grupo de crimen organizado, en  la puerta de las instalaciones de Consorcio Oaxaca. El incidente se produjo en el marco de las demandas de justicia de dicha organización por el feminicidio de la periodista María del Sol Cruz Jarquín.

Dicha situación también ocurrió en un contexto de intimidación, violencia y asesinatos de los que son objeto las defensoras de derechos humanos en México.  De enero a mayo de 2020, el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas registró 128 agresiones contra personas defensoras, de las cuales 52 fueron contra mujeres y una dirigida a una persona transgénero[1]. El estado de Oaxaca es la segunda entidad con mayor incremento de situaciones de riesgo en contra de defensoras y defensores, particularmente en el periodo de contingencia por la propagación de virus SARS-CoV2, debido a que se reportaron 13 agresiones contra dicha población desde el 15 de marzo de 2020, día en que se decretó la Jornada de Sana Distancia[2].

El nivel de vulnerabilidad en el que se encuentran las personas defensoras en Oaxaca es inquietante. Existen riesgos diferenciados que enfrentan las defensoras de derechos humanos y aquellas personas que se dedican a luchar por los derechos de las mujeres. Se enfrentan a  amenazas adicionales que están relacionadas con estereotipos de género arraigados y las percepciones sociales de las mujeres. Así también lo han expresado integrantes de la comunidad internacional en México, como  Mary Lawlor,Relatora Especial de la ONU sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos, quienes también se han pronunciado por el caso de Consorcio Oaxaca.

Por lo anterior y considerando el liderazgo que desempeña, le agradeceremos llevar a cabo las diligencias necesarias para asegurar la vida e integridad física de las integrantes de Consorcio Oaxaca, tomando en cuenta la perspectiva de género para responder a los riesgos y necesidades de seguridad específicas de estas defensoras. Le recordamos que el Estado mexicano tiene obligaciones internacionales en materia de derechos humanos de garantizar la protección de las defensoras contra las violaciones cometidas, así como adoptar medidas para prevenir agresiones futuras y tomar medidas de protección y/o reparación en respuesta a las violaciones ya ocurridas.

Cordialmente,

Tania Reneaum Panszi

Directora Ejecutiva

Amnistía Internacional México


[1] Secretaría de Gobernación, Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración (2 de julio de 2020) . Observaciones sobre Violaciones a Derechos Humanos cometidas durante la Contingencia Sanitaria por COVID-19, abril-mayo 2020, página 18. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/561060/OBSERVACIONES_SOBRE_VIOLACIONES_A_DERECHOS_HUMANOS_DURANTE_LA_CONTINGENCIA_SANITARIA_POR_COVID-19_II_VF_OK.pdf

[2] Ibid