COMUNICADOS

Organizaciones de la Sociedad Civil expresan preocupación porque la SHCP no ha emitido su aprobación a la ratificación del Acuerdo de Escazú

  • La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es la única instancia del gobierno federal que no ha emitido su visto bueno a la ratificación
  • Es necesaria la participación de las OSCs en la implementación del Acuerdo para hacer efectivos los derechos protegidos por ese tratado regional

Especialistas que participaron en el Encuentro Nacional por la implementación del Acuerdo de Escazú, coincidieron hoy en expresar su preocupación porque la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no ha emitido su aprobación a la ratificación de dicho acuerdo.

Las personas especialistas que participaron en el panel A dos años de la firma ¿Por qué nos conviene ratificar el Acuerdo? destacaron que México cuenta con un aparato legislativo de avanzada en temas relacionados con el derecho de acceso a la información y al medio ambiente, el cual se vería fortalecido con la entrada en vigor del Acuerdo de Escazú.

Coincidieron también en que es necesaria la participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSCs) en la implementación del acuerdo, ya que sólo así serán efectivos los derechos de acceso protegidos en ese tratado regional. Finalmente, reiteraron que la implementación del Acuerdo debe hacerse en los niveles, estatal y federal.

Cabe recordar que el 4 de marzo, las organizaciones convocantes del evento denunciaron, mediante una carta abierta dirigida a la SHCP, que es la única instancia que no ha emitido su visto bueno a la ratificación del acuerdo y la instaron a hacerlo.

El Acuerdo de Escazú protege los derechos de acceso a la información, de participación de la sociedad civil y de acceso a la justicia en asuntos ambientales. Además, es un instrumento internacional que aborda la protección a personas defensoras de derechos humanos en temas ambientales (la tierra, el territorio y el medio ambiente) contra cualquier agresión por su labor de defensa.

En su intervención en el panel citado, Joseluis Samaniego, de la CEPAL, señaló que el Acuerdo de Escazú tiene una dimensión ineludible de cooperación internacional, donde todos los actores se benefician.

Asimismo, externó su preocupación por el aumento de problemas ambientales, como la deforestación y la emisión de contaminantes en toda América Latina, la ausencia de acciones profundas y colectivas para remediarlos, así como el incremento de asesinatos de personas defensoras en la región. Ante esta situación, dijo, el Acuerdo de Escazú contribuye a atender dichas problemáticas y renovar un pacto entre gobiernos y ciudadanía.

Por otra parte, durante la conferencia magistral, Valeria Torres, Oficial de Asuntos Económicos de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos en CEPAL, señaló que los temas de acceso a la información, participación y acceso a la justicia nunca habían estado tan en alto en la agenda internacional y esto es gracias al impulso del Acuerdo de Escazú. Además, dijo que en el marco de la negociación de Escazú hemos visto importantes oportunidades de alianzas entre países de Sur-Sur.

Finalmente, recordó que México fue un país central en la redacción del Acuerdo de Escazú y que espera que sea uno de los 11 países que lo ratifiquen para que entre en vigor.

En el panel principal del evento se contó con la participación de Camila Zepeda Lizama, Directora General para temas globales de la Secretaría de Relaciones Exteriores; Rodolfo Godínez Jefe de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales en SEMARNAT; Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos en la CEPAL y Olimpia Castillo Blanco representante de la sociedad civil.

El encuentro fue convocado por El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA); Comunicación y Educación Ambiental; Cultura Ecológica; Fundar, Centro de Análisis e Investigación; Amnistía Internacional México y el Centro de Colaboración Cívica.