fbpx

¡Es hora de que Qatar y la FIFA paguen!

La Copa Mundial de la FIFA en Qatar ya está aquí, y los equipos competirán por un lugar en la historia. El tiempo corre, es hora de que la FIFA y Qatar compensen a las personas trabajadoras migrantes que han sido explotadas y maltratadas para hacer posible esta competición.

En mayo de este año, una coalición de organizaciones de derechos humanos -entre las que se encuentra Amnistía Internacional-, grupos de personas aficionadas y sindicatos lanzaron una campaña mundial en la que pedían a Qatar y a la FIFA que indemnizaran a las personas trabajadoras migrantes por los abusos contra los derechos humanos sufridos para hacer realidad el Mundial.

Nuestra campaña ha recibido el apoyo público de múltiples asociaciones de fútbol, grupos de personas aficionadas y patrocinadoras de la Copa Mundial de la FIFA. Nuestro sondeo de opinión global también mostró que la campaña cuenta con el respaldo de la gran mayoría del público, pero a pesar de ello, ni la FIFA ni Qatar han respondido todavía.

El reloj sigue corriendo. Firma la petición ahora y pide a Qatar y a la FIFA que hagan lo correcto.

 

Su Excelencia Dr. Ali bin Samikh Al Marri

Ministro de Trabajo 

Ministerio de Trabajo

Área Diplomática, Torre Alfaisal

Doha, Estado de Qatar

Sr. Gianni Infantino 

Presidente de la Fédération Internationale de Football Association 

FIFA-Strasse 20 

Apartado de correos 8044 

Zúrich, Suiza

Su Excelencia Dr. Ali bin Samikh Al Marri, 

Estimado Gianni Infantino,

Le escribo para instar a Qatar y a la FIFA a que proporcionen una solución a todas las personas trabajadores migrantes que han sufrido abusos laborales para hacer posible la Copa del Mundo de 2022. 

A pesar de las importantes reformas llevadas a cabo por Qatar, en el periodo previo al torneo, cientos de miles de personas trabajadoras migrantes han sufrido abusos como tasas de contratación ilegales, salarios impagados, lesiones y, en el peor de los casos, incluso la muerte. Aunque algunas personas trabajadoras han recibido indemnizaciones por algunos abusos, la gran mayoría sigue esperando que Qatar y la FIFA garanticen una reparación efectiva de los daños sufridos.

Según el derecho internacional, Qatar está obligado a garantizar la reparación de todos los abusos cometidos en su territorio, estén o no relacionados con la Copa Mundial. 

La FIFA también tiene la responsabilidad de reparar los abusos relacionados con la Copa del Mundo, de acuerdo con los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos, así como con las propias políticas y compromisos de la FIFA en materia de derechos humanos. Esto significa garantizar la reparación no solo de las personas trabajadoras empleadas en los estadios, sino también de todas aquellas personas que construyen y prestan servicios en otros proyectos necesarios para el torneo, como el transporte, el alojamiento, la seguridad y la limpieza.

Desde 2017, Qatar ha introducido varios procesos de reparación prometedores. Sin embargo, estos no están diseñados para abordar los abusos históricos a esta escala y siguen siendo inaccesibles para las personas trabajadoras que han abandonado el país. Como resultado, hoy en día miles de personas trabajadoras y sus familias siguen esperando reparaciones para poder reconstruir sus vidas. 

La primera Copa del Mundo que se celebra en Oriente Medio debería ser un momento de alegría y orgullo para las personas aficionadas del fútbol de todo el mundo. Pero para que se celebre de verdad, las personas trabajadoras que lo han hecho posible deben ser compensadas, y los daños deben ser totalmente reparados.  

Por lo tanto, hago un llamamiento a la FIFA y a Qatar para que se comprometan urgentemente a: 

  • Públicamente remediar todos los abusos pasados no abordados relacionados con la Copa del Mundo de 2022. 
  • Trabajen juntos para establecer y aplicar un programa de reparación para compensar a cientos de miles de personas trabajadoras y sus familias. 
  • Reservar recursos financieros suficientes para financiar esta indemnización.

¡Es hora de que Qatar y la FIFA paguen!

La Copa Mundial de la FIFA en Qatar ya está aquí, y los equipos competirán por un lugar en la historia. El tiempo corre, es hora de que la FIFA y Qatar compensen a las personas trabajadoras migrantes que han sido explotadas y maltratadas para hacer posible esta competición.

En mayo de este año, una coalición de organizaciones de derechos humanos -entre las que se encuentra Amnistía Internacional-, grupos de personas aficionadas y sindicatos lanzaron una campaña mundial en la que pedían a Qatar y a la FIFA que indemnizaran a las personas trabajadoras migrantes por los abusos contra los derechos humanos sufridos para hacer realidad el Mundial.

Nuestra campaña ha recibido el apoyo público de múltiples asociaciones de fútbol, grupos de personas aficionadas y patrocinadoras de la Copa Mundial de la FIFA. Nuestro sondeo de opinión global también mostró que la campaña cuenta con el respaldo de la gran mayoría del público, pero a pesar de ello, ni la FIFA ni Qatar han respondido todavía.

El reloj sigue corriendo. Firma la petición ahora y pide a Qatar y a la FIFA que hagan lo correcto.

 

Su Excelencia Dr. Ali bin Samikh Al Marri

Ministro de Trabajo 

Ministerio de Trabajo

Área Diplomática, Torre Alfaisal

Doha, Estado de Qatar

Sr. Gianni Infantino 

Presidente de la Fédération Internationale de Football Association 

FIFA-Strasse 20 

Apartado de correos 8044 

Zúrich, Suiza

Su Excelencia Dr. Ali bin Samikh Al Marri, 

Estimado Gianni Infantino,

Le escribo para instar a Qatar y a la FIFA a que proporcionen una solución a todas las personas trabajadores migrantes que han sufrido abusos laborales para hacer posible la Copa del Mundo de 2022. 

A pesar de las importantes reformas llevadas a cabo por Qatar, en el periodo previo al torneo, cientos de miles de personas trabajadoras migrantes han sufrido abusos como tasas de contratación ilegales, salarios impagados, lesiones y, en el peor de los casos, incluso la muerte. Aunque algunas personas trabajadoras han recibido indemnizaciones por algunos abusos, la gran mayoría sigue esperando que Qatar y la FIFA garanticen una reparación efectiva de los daños sufridos.

Según el derecho internacional, Qatar está obligado a garantizar la reparación de todos los abusos cometidos en su territorio, estén o no relacionados con la Copa Mundial. 

La FIFA también tiene la responsabilidad de reparar los abusos relacionados con la Copa del Mundo, de acuerdo con los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos, así como con las propias políticas y compromisos de la FIFA en materia de derechos humanos. Esto significa garantizar la reparación no solo de las personas trabajadoras empleadas en los estadios, sino también de todas aquellas personas que construyen y prestan servicios en otros proyectos necesarios para el torneo, como el transporte, el alojamiento, la seguridad y la limpieza.

Desde 2017, Qatar ha introducido varios procesos de reparación prometedores. Sin embargo, estos no están diseñados para abordar los abusos históricos a esta escala y siguen siendo inaccesibles para las personas trabajadoras que han abandonado el país. Como resultado, hoy en día miles de personas trabajadoras y sus familias siguen esperando reparaciones para poder reconstruir sus vidas. 

La primera Copa del Mundo que se celebra en Oriente Medio debería ser un momento de alegría y orgullo para las personas aficionadas del fútbol de todo el mundo. Pero para que se celebre de verdad, las personas trabajadoras que lo han hecho posible deben ser compensadas, y los daños deben ser totalmente reparados.  

Por lo tanto, hago un llamamiento a la FIFA y a Qatar para que se comprometan urgentemente a: 

  • Públicamente remediar todos los abusos pasados no abordados relacionados con la Copa del Mundo de 2022. 
  • Trabajen juntos para establecer y aplicar un programa de reparación para compensar a cientos de miles de personas trabajadoras y sus familias. 
  • Reservar recursos financieros suficientes para financiar esta indemnización.

Ayúdanos a que más gente se involucre

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp