fbpx

Israel/TPO: El aumento de los homicidios ilegítimos y otros delitos destaca la necesidad urgente de poner fin al apartheid de Israel contra los palestinos

Las autoridades israelíes deben poner fin a los homicidios ilegítimos, las lesiones intencionales, las detenciones arbitrarias, la tortura y otros malos tratos, la persecución y los castigos colectivos contra los palestinos, incluidos muchos niños, ha afirmado Amnistía Internacional en una declaración pública publicada hoy.

En el último incidente, la periodista palestina Shirin Abu Akleh recibió un disparo en la cabeza el 11 de mayo mientras cubría una incursión militar israelí en la ciudad de Jenin, en el norte de Cisjordania ocupada. Los palestinos han resultado muertos o heridos como resultado del uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas israelíes al vigilar las protestas o llevar a cabo redadas de búsqueda y arresto. Algunos palestinos parecen haber sido asesinados en actos que equivalen a ejecuciones extrajudiciales, que constituyen un crimen según el derecho internacional.

“El asesinato de la veterana periodista Shirin Abu Akleh es un sangriento recordatorio del mortífero sistema en el que Israel encierra a los palestinos. Israel está matando palestinos a diestra y siniestra con impunidad. ¿Cuántos más deben morir antes de que la comunidad internacional actúe para responsabilizar a Israel por los continuos crímenes contra la humanidad?”, dijo Saleh Higazi, director adjunto de Amnistía Internacional para Oriente Medio y África del Norte.

La violencia ha ido en aumento desde que el primer ministro israelí, Naftali Bennett, asumió el cargo el 21 de junio de 2021, y en los meses de marzo y abril se registró el mayor número de palestinos e israelíes asesinados fuera de las hostilidades armadas en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (TPO). Entre el 21 de junio de 2021 y hasta el 11 de mayo de 2022, las fuerzas israelíes mataron al menos a 79 palestinos, incluidos 14 niños en los TPO según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (UNOCHA) y los registros de Amnistía Internacional. En marzo, las fuerzas israelíes mataron a 12 palestinos, incluidos tres niños. Otro palestino fue asesinado por un colono israelí. Durante el mes de abril de 2022, las fuerzas israelíes mataron al menos a 22 palestinos, incluidos tres niños, según los registros de Amnistía Internacional. Ataques separados de palestinos armados mataron a 18 personas en ciudades de todo Israel desde el 22 de marzo.

La escalada alarmante de violaciones graves se produce en un momento en que altos funcionarios israelíes han amenazado con más violencia contra los palestinos. Desde la actual escalada de violencia, los funcionarios del gobierno israelí, incluido el primer ministro Naftali Bennett, han realizado repetidas declaraciones que incitan a la violencia y fomentan el uso de la fuerza ilícita, además de dar órdenes de disparar contra los palestinos que no representan una amenaza inminente. Otros políticos también han incitado abiertamente a la violencia, destacando el alcance de la discriminación institucionalizada de Israel contra los palestinos. Si bien las autoridades palestinas de Cisjordania han condenado todos los ataques palestinos contra civiles israelíes, los portavoces de algunos grupos armados palestinos han alentado tales ataques.

“Los Estados de todo el mundo tienen la responsabilidad moral y legal de tomar medidas inmediatas para poner fin a los continuos crímenes perpetrados por Israel contra los palestinos para mantener la calamidad del apartheid. El Fiscal de la Corte Penal Internacional debe marcar el rumbo de la justicia, la verdad y la reparación para acabar con la impunidad que alienta estos crímenes en curso”, dijo Saleh Higazi.

Amnistía Internacional ha hablado con nueve testigos, tres abogados que representan a detenidos palestinos, además de examinar pruebas fotográficas y de vídeo, realizar observaciones de campo y recopilar información de organizaciones de derechos humanos, para analizar patrones de homicidios ilegítimos, detenciones arbitrarias, tortura y otros malos tratos, tratamiento y castigo colectivo de las comunidades palestinas. Amnistía Internacional también corroboró información sobre ataques mortales contra civiles en Israel por parte de palestinos armados.

El asesinato de niños palestinos

Desde principios de 2022 hasta el 8 de mayo, las fuerzas armadas israelíes mataron a ocho niños palestinos en circunstancias que parecen ilícitas, incluido el uso excesivo e imprudente de fuerza letal, según los registros de Amnistía Internacional. Además, un colono armado mató a un niño palestino durante este período.

El 13 de abril de 2022, las fuerzas israelíes dispararon contra Qusai Fuad Mohammad Hamamra, de 16 años, mientras vigilaban una protesta de palestinos cerca de la entrada a Husan, una ciudad cercana a Belén. Según Defense for Children International Palestina, una organización de derechos humanos, Hamamra sufrió múltiples heridas de bala. Al menos una bala lo alcanzó en la cabeza. El ejército israelí dijo en un comunicado que una persona en Husan recibió un disparo después de lanzar un cóctel molotov a los soldados israelíes, que no resultaron heridos.

“Vi la sangre en el lugar donde le dispararon”, dijo Amina Hamamra, la madre de Qusai Hamamra. “Era como cuando sacrificas una oveja. Nadie podía acercarse debido a los disparos. Tenía sueños. Tenía sueños para él. Ahora se han acabado.

Brutales ataques en la mezquita de al-Aqsa

Durante el Ramadán, que comenzó el 3 de abril, y hasta el 8 de mayo, las autoridades israelíes han restringido el acceso de los fieles musulmanes a la mezquita de al-Aqsa en Jerusalén Este y han establecido puestos de control semipermanentes para bloquear el acceso en las carreteras que conducen a la mezquita.

La policía israelí ha atacado brutalmente a los fieles dentro y alrededor de la mezquita y ha usado una violencia que equivale a tortura y otros malos tratos para disolver las reuniones. Según la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina, el 15 de abril, la policía armada israelí detuvo a más de 400 palestinos, muchos de ellos niños, tras una escalada de seis horas que dejó al menos 150 palestinos heridos por balas de goma y golpes con porras.

Según testigos presenciales, los policías apuntaban a la parte superior del cuerpo, incluidos el rostro, la espalda y el pecho, cuando disparaban balas de goma. También atacaron a periodistas, paramédicos, mujeres, ancianos y hombres con discapacidad.

Un testigo presencial dijo: “los paramédicos instalaron una tienda de campaña en la explanada de la mezquita y la tienda también recibió disparos de balas de goma. Las personas que intentaron alcanzar a los heridos para llevarlos a la carpa médica recibieron disparos”.

Ataques contra ciudadanos israelíes

Ataques separados de palestinos armados mataron a 18 personas en ciudades de todo Israel, incluidos tres policías y dos ciudadanos extranjeros, desde el 22 de marzo. Seis atacantes palestinos fueron asesinados por las fuerzas israelíes, mientras que un atacante fue asesinado por un ciudadano israelí armado.

El 7 de abril, un palestino del campo de refugiados de Yenín disparó contra personas en un restaurante de Tel Aviv, matando a tres personas e hiriendo a una docena más.

Tras el ataque, las autoridades israelíes restringieron arbitrariamente la libertad de circulación de todos los residentes de Yenín hasta el 17 de abril. Los dos principales puestos de control militar que controlan el movimiento dentro y fuera de la ciudad fueron declarados cerrados. A los ciudadanos palestinos de Israel y los comerciantes palestinos de Jenin no se les permitió cruzar los puestos de control para hacer negocios, y se revocaron aproximadamente 5.000 permisos de acceso religioso.

Los ataques contra civiles son impactantes y los portavoces de todo el mundo los condenan con razón. Israel tiene el deber de proteger a todos los que están bajo su control y valorar la vida de todos por igual, abordando las causas profundas de la violencia y actuando para poner fin al apartheid. Israel ha demostrado una y otra vez que no puede preocuparse por el derecho internacional, por lo que es deber de los estados de todo el mundo tomar medidas, responsabilizar a Israel y desmantelar su apartheid contra los palestinos”, dijo Saleh Higazi.

Compártelo en redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Cómo puedes apoyar

Dona

Trabajamos para exponer las violaciones de los derechos humanos, dando una luz de esperanza a quienes aún esperan justicia.

Firma nuestras peticiones

Con tu firma podemos presentarnos frente a las autoridades no solo como Amnistía Internacional ¡sino como miles de personas exigen un mundo mejor!

Hazte miembro

Además de donar, las personas que forman parte de la membresía cuentan con voz y voto para participar en las actividades de gobernanza de Amnistía Internacional Sección Mexicana.