DONA

Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo.


Endeudarte cada vez que tú o tu familia se enferman, o que pagar un hospital privado sea la diferencia entre la vida y la muerte no está bien.

América Latina y el Caribe fue la región más afectada del mundo por la pandemia del nuevo coronavirus, con el 28% de las muertes globales por Covid-19, pese a tener sólo el 8% de la población global.

La región también sufrió la peor crisis económica y la mayor pérdida de empleos, que llevaron a 16 millones de personas a la pobreza extrema.

Esta tragedia pudo haberse evitado si las autoridades hubieran puesto la vida de las personas primero. En cambio, siguieron políticas que empobrecieron los sistemas de salud pública y perpetuaron la desigualdad extrema.

La pandemia nos mostró que las decisiones de nuestras autoridades son asuntos de vida o muerte.

Hoy tenemos en nuestras manos la oportunidad de construir un sistema justo e igualitario que salve la vida de millones de personas.

Firma esta petición y pide a tu gobierno:

1. Invertir al menos 6% de su producto interno bruto en salud pública.

2. Llevar esos recursos a los grupos más desprotegidos, como pueblos indígenas y afrodescendientes, y personas que viven en pobreza o no tienen protección social.

3. Cobrar más impuestos a quienes tienen más recursos para financiar la salud.

¡La salud no espera!



Endeudarte cada vez que tú o tu familia se enferman, o que pagar un hospital privado sea la diferencia entre la vida y la muerte no está bien.

América Latina y el Caribe fue la región más afectada del mundo por la pandemia del nuevo coronavirus, con el 28% de las muertes globales por Covid-19, pese a tener sólo el 8% de la población global.

La región también sufrió la peor crisis económica y la mayor pérdida de empleos, que llevaron a 16 millones de personas a la pobreza extrema.

Esta tragedia pudo haberse evitado si las autoridades hubieran puesto la vida de las personas primero. En cambio, siguieron políticas que empobrecieron los sistemas de salud pública y perpetuaron la desigualdad extrema.

La pandemia nos mostró que las decisiones de nuestras autoridades son asuntos de vida o muerte.

Hoy tenemos en nuestras manos la oportunidad de construir un sistema justo e igualitario que salve la vida de millones de personas.

Firma esta petición y pide a tu gobierno:

1. Invertir al menos 6% de su producto interno bruto en salud pública.

2. Llevar esos recursos a los grupos más desprotegidos, como pueblos indígenas y afrodescendientes, y personas que viven en pobreza o no tienen protección social.

3. Cobrar más impuestos a quienes tienen más recursos para financiar la salud.

¡La salud no espera!


Otras peticiones

Ayúdanos a que más gente se involucre

Otras peticiones

#SonNiñasNoMadres

DONA Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo. DONA Acceso Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo. DONAR DONAR No Madres No Madres No Madres No

FIRMA LA PETICIÓN »

#HastaSerEscuchadas

¡El Estado de México es una de las entidades federativas más peligrosas para las mujeres en México! Ocupa el primer lugar en número de feminicidios cometidos cada mes con un

FIRMA LA PETICIÓN »