fbpx

Protejamos la protesta

A lo largo de la Historia, protestar ha sido un poderoso instrumento para lograr cambios en las sociedades y llamar a los gobiernos a reconocer, proteger y garantizar derechos humanos para todas las personas. Pero gobiernos de todo el mundo están reprimiendo protestas, por lo que debe protegerse este derecho. Suma tu voz a nuestro llamamiento global para proteger el derecho a  la protesta y únete hoy mismo a nuestra campaña.

La Marcha de la Sal en India en 1930 contra el régimen colonial británico, los levantamientos de la Primavera Árabe, las protestas contra el apartheid en Sudáfrica, las protestas en 2020 en Argentina por la legalización del aborto y la reciente oleada de protetsas en México para exigir la erradicación de la violencia feminicida, son ejemplos de momentos históricos de cambio impulsado por personas que no se dieron por vencidas, que dijeron la verdad al poder… que protestaron. La protesta es una fuerza de cambio muy potente, y se debe a la valentía de quienes alzan la voz para afirmar que otro mundo más justo e igualitario es posible.

Pero este valioso derecho está siendo atacado. Gobiernos de todo el mundo están restringiendo el derecho a protestar porque actores que ejercen el poder temen que los cambios que se busca lograr con las protestas afecten sus intereses. Son demasiadas instituciones, autoridades, actores privados y empresas las que quieren dejar las cosas como están. Demasiadas que buscan dividir a la gente.

Si nos unimos para apoyar las causas de las protestas que tienen un impacto especialmente en grupos históricamente discriminados y marginados, podemos crear un mundo más justo e igualitario. Unidas y unidos debemos proteger la protesta allí donde esté restringida y cada vez que corra peligro. Debemos unirnos para crear un mundo en el que se pueda reclamar el cambio pacíficamente sin sufrir represión ni persecución.

Es un problema global y todo el mundo debe participar en su solución. Igual que en las protestas, la fuerza que nos da la unión puede marcar la diferencia.

¡Únete hoy mismo a nuestra campaña global para proteger la protesta!

Reclamamos que todas las personas en todos los lugares del mundo protejan la protesta. Súmate a las miles de personas en todo el mundo que unen fuerzas para reclamar nuestras libertades y expresa tu compromiso ya mismo con la protección de la protesta.

 

 

Protejamos la protesta

A lo largo de la Historia, protestar ha sido un poderoso instrumento para lograr cambios en las sociedades y llamar a los gobiernos a reconocer, proteger y garantizar derechos humanos para todas las personas. Pero gobiernos de todo el mundo están reprimiendo protestas, por lo que debe protegerse este derecho. Suma tu voz a nuestro llamamiento global para proteger el derecho a  la protesta y únete hoy mismo a nuestra campaña.

La Marcha de la Sal en India en 1930 contra el régimen colonial británico, los levantamientos de la Primavera Árabe, las protestas contra el apartheid en Sudáfrica, las protestas en 2020 en Argentina por la legalización del aborto y la reciente oleada de protetsas en México para exigir la erradicación de la violencia feminicida, son ejemplos de momentos históricos de cambio impulsado por personas que no se dieron por vencidas, que dijeron la verdad al poder… que protestaron. La protesta es una fuerza de cambio muy potente, y se debe a la valentía de quienes alzan la voz para afirmar que otro mundo más justo e igualitario es posible.

Pero este valioso derecho está siendo atacado. Gobiernos de todo el mundo están restringiendo el derecho a protestar porque actores que ejercen el poder temen que los cambios que se busca lograr con las protestas afecten sus intereses. Son demasiadas instituciones, autoridades, actores privados y empresas las que quieren dejar las cosas como están. Demasiadas que buscan dividir a la gente.

Si nos unimos para apoyar las causas de las protestas que tienen un impacto especialmente en grupos históricamente discriminados y marginados, podemos crear un mundo más justo e igualitario. Unidas y unidos debemos proteger la protesta allí donde esté restringida y cada vez que corra peligro. Debemos unirnos para crear un mundo en el que se pueda reclamar el cambio pacíficamente sin sufrir represión ni persecución.

Es un problema global y todo el mundo debe participar en su solución. Igual que en las protestas, la fuerza que nos da la unión puede marcar la diferencia.

¡Únete hoy mismo a nuestra campaña global para proteger la protesta!

Reclamamos que todas las personas en todos los lugares del mundo protejan la protesta. Súmate a las miles de personas en todo el mundo que unen fuerzas para reclamar nuestras libertades y expresa tu compromiso ya mismo con la protección de la protesta.

 

 

Ayúdanos a que más gente se involucre

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp