fbpx

Victorias en nuestros derechos a la salud y a la protección social en 2020

Por Amnistía Internacional

Por Amnistía Internacional

A lo largo del año 2020 y durante la pandemia, nuestra salud y nuestra protección social han sido más importantes que nunca. A pesar de las numerosas dificultades, ha habido éxitos notables. Algunos de los más importantes han sido estos:

  • Defensa de los derechos del personal sanitario: El trabajo de Amnistía contribuyó a que mejorara la protección del personal sanitario en primera línea de la pandemia. Además de poner de relieve el impacto humano de la inseguridad de las condiciones de trabajo en decenas de países, las campañas de Amnistía lograron la libertad de tres profesionales sanitarios encarcelados en Egipto por criticar la respuesta del gobierno a la crisis; la retirada de cargos penales contra cinco activistas sindicales en Malasia detenidos por protestar por la falta de equipos de protección y condiciones de trabajo adecuadas para el personal de limpieza de los hospitales; y la retirada de los cargos administrativos formulados contra la doctora Yulia Volkova en Rusia.
     
  • Protección de nuestros derechos a la privacidad: En 2020, la investigación de Amnistía Internacional sobre las aplicaciones de rastreo de contactos de la COVID-19 en Bahréin, Kuwait y Noruega halló graves puntos débiles para la privacidad y unas capacidades de seguimiento equivalentes a vigilancia masiva. Como consecuencia de nuestra investigación, Qatar reparó a las 24 horas de que se lo notificáramos un defecto de seguridad que habría expuesto datos de salud de carácter delicado de millones de personas, y Noruega dejó de usar su aplicación horas antes de que publicásemos nuestras conclusiones.

Vista general de las obras de construcción del estadio Lusail el 10 de diciembre de 2019 en Doha, Qatar. Este estadio albergará el partido inaugural y la final de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022. © David Ramos – FIFA/FIFA vía Getty Images

  • Apoyo a trabajadores y trabajadoras migrantes: En 2020, Qatar abolió el requisito impuesto a las personas migrantes de obtener permiso de su entidad empleadora para cambiar de trabajo, y anunció la introducción de un nuevo salario mínimo no discriminatorio en un intento de ayudar a protegerlas de la explotación laboral. Amnistía lleva años haciendo campaña para mejorar los derechos de los trabajadores y trabajadoras migrantes en Qatar, que está previsto que sea país anfitrión de la Copa Mundial 2022, y seguirá haciéndolo para asegurarse de que estas reformas se mantienen y se aplican. 
  • Protección de las personas que viven en residencias: La Comisión de Calidad de la Atención de Reino Unido anunció una investigación urgente sobre el uso generalizado de las órdenes de “no reanimar” en las residencias durante la pandemia de COVID-19. En octubre, Amnistía Internacional había revelado que el gobierno de Reino Unido había abandonado a las personas mayores y dejado que murieran en las residencias en las primeras fases de la pandemia.

Avances en la violencia de género y los derechos sexuales y reproductivos

Varios países tomaron medidas importantes para ampliar la protección de los derechos de las mujeres y las niñas:

Un grupo de manifestantes se enfrentan a la policía antidisturbios que vigila la casa de Jaroslaw Kaczynski, líder del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PIS), durante una manifestación contra una decisión del Tribunal Constitucional sobre la restricción de la ley del aborto. Varsovia, 23 de octubre de 2020. © Grzegorz Żukowski

  • Reforma de las leyes sobre violación: En 2020, hubo victorias, logradas con gran esfuerzo, para cambiar la definición legal de violación en varios países. Por ejemplo, Dinamarca reconoció por fin en la legislación que el sexo sin consentimiento es violación, lo que representó una victoria significativa para los derechos de las mujeres en un país donde se denuncian muchísimas menos violaciones de las que realmente se cometen y donde las probabilidades de que se procese o condene al violador son muy escasas, incluso si la víctima acude a la policía. Amnistía lleva tiempo haciendo campaña en varios países europeos para que reformen la definición legal de violación a fin de que, en lugar de basarla en la fuerza, se base en el consentimiento, por ejemplo, a través de la campaña Hablemos del síEspaña anunció un proyecto de ley para definir como violación el sexo sin consentimiento, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos. Esto se produjo después de algunos casos de violación en grupo de gran repercusión en los que el sistema de justicia falló a las víctimas, incluido el conocido como La Manada, en el que un juzgado de instrucción declaró que los cinco hombres eran sólo culpables del delito de menor gravedad de abuso sexual.
     
  • Respuesta a la violencia de género: En 2020, varias reformas legales contribuyeron a que la lucha contra la violencia de género fuera en la dirección correcta.  La Asamblea Nacional de Corea del Sur promulgó leyes que aumentaron la pena por delitos sexuales digitales, el gobierno sudanés introdujo legislación que penalizaba la mutilación genital femenina, y el Parlamento de Kuwait aprobó un proyecto de ley que penalizaba la violencia de género en el ámbito familiar y ofrecía a sus víctimas servicios jurídicos, atención médica y rehabilitación.
     
  • Despenalización del aborto:Argentina legalizó el aborto en diciembre de 2020 después de que el presidente Alberto Fernández cumpliera su promesa electoral de enviar un proyecto de ley histórico al Congreso, tras años de campaña de defensores y defensoras de los derechos de las mujeres, Amnistía Internacional entre ellos. Argentina se unió a otros países que tomaron medidas para liberalizar el acceso al aborto, como Irlanda del Norte y Corea del Sur.
     
  • Protección de las alumnas embarazadas: En Sierra Leona, el gobierno revocó la prohibición que impedía a las niñas embarazadas asistir a clase y hacer exámenes después de cinco años de trabajo de Amnistía y otras entidades asociadas, que abarcaron investigaciones, campañas y un exitoso litigio estratégico ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental. 

Miembros y simpatizantes de Amnistía Internacional Argentina actúan para exigir el derecho legal al aborto. Manifestación celebrada en Buenos Aires en diciembre de 2020. © Amnesty International/Tomás Ramírez Labrousse

Medidas prometedoras para la rendición de cuentas por crisis de derechos humanos 

Tras una larga lucha, hubo avances hacia la rendición de cuentas por crisis de derechos humanos en el ámbito internacional:

  • Investigación de la ONU: En junio, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU estableció una misión de investigación sobre los abusos y violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario cometidos por todas las partes en el conflicto en Libia desde 2016. Además, según la Misión Internacional de la ONU sobre Venezuela, había motivos suficientes para creer que se vienen cometiendo crímenes de lesa humanidad en este país desde 2014 y que el presidente Maduro y altos cargos militares y ministeriales los ordenaron o contribuyeron a ellos. En septiembre, la Misión pidió que rindieran cuentas las personas sospechosas de responsabilidad penal en crímenes de lesa humanidad. 
  • Avances en la Corte Penal Internacional (CPI): En marzo, la CPI decidió abrir una investigación sobre los crímenes de derecho internacional cometidos por todas las partes en el conflicto de Afganistán, revocando así la decisión anterior de no proceder con la investigación que Amnistía Internacional había criticado enérgicamente. También continuaron el año pasado las investigaciones de la CPI sobre Myanmar, y concluyeron los exámenes preliminares sobre Nigeria y Ucrania, tras los cuales la fiscal anunció su intención de investigar en el futuro presuntos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. La fiscal también pidió una resolución sobre el ámbito de la jurisdicción territorial de la CPI en los Territorios Palestinos Ocupados, con miras a abrir una investigación. Ali Muhammad Ali Abd Al Rahman (conocido también como Ali Kushayb), excomandante de una milicia sudanesa, se entregó a la CPI después de 13 años eludiendo la justicia por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra presuntamente cometidos en Darfur. 
  • Nuevo informe de AFRICOM: Por primera vez, el mando estadounidense en África (AFRICOM) comenzó a publicar informes trimestrales sobre denuncias de casos de víctimas civiles en ataques aéreos estadounidenses en Somalia, incluidos tres casos investigados por Amnistía Internacional. Tras la publicación del primer informe en abril, varios congresistas estadounidenses convocaron sesiones para exigir rendición de cuentas al Pentágono/AFRICOM. AFRICOM ha admitido hasta la fecha 13 víctimas civiles en Somalia. 
  • Éxito en la reducción del comercio de armas: El embargo de armas impuesto a Sudán del Sur fue renovado por decisión unánime del Consejo de Seguridad de la ONU en mayo de 2020, tras un intenso trabajo de incidencia y un mes de campaña por parte de Amnistía Internacional.  Las delegaciones del Consejo de Seguridad consideraron que la investigación independiente y exhaustiva de Amnistía sobre las violaciones del embargo de armas había sido decisiva para el voto positivo.

Falmata, de unos 60 años, sentada en su refugio con dos de sus nietos, en un campo de desplazados internos del estado de Borno, en el noreste de Nigeria, en octubre de 2020. Dice que el padre de los pequeños murió durante su detención. © The Walking Paradox / Amnistía Internacional

Victoria para la libertad de expresión: personas detenidas injustamente, en libertad

Varias personas detenidas injustamente salieron en libertad tras una sostenida labor de campaña de los y las simpatizantes de Amnistía Internacional.

  • Por ejemplo, en Sudán del Sur, el activista Kanybil Noon quedó en libertad tras 117 días en detención sin cargos. En abril, Wang Quangzhang, abogado de derechos humanos chino, pudo reunirse con su familia después de cuatro años y medio en prisión. Las autoridades actuaron contra él por su labor para destapar la corrupción y las violaciones de derechos humanos. Amnistía Internacional hizo campaña en favor de su liberación que fue detenido, en 2015. En Bahréin, el activista de derechos humanos Nabeel Rajab fue excarcelado en mayo al ser condenado a una pena no privativa de libertad tras varios años de campaña de Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos.

Un grupo de mujeres indígenas ecuatorianas de la selva amazónica pide más protección frente a las amenazas de muerte y los ataques mientras siguen luchando por defender sus tierras. © Félix Narváez/ AI

Abordar la crisis climática

La movilización global en torno a la pandemia de COVID-19 suscitó que se hicieran comparaciones con la necesidad urgente de acción para abordar la emergencia climática.

  • Litigios por cuestiones climáticas: Hubo un aumento significativo de los litigios por cuestiones climáticas contra gobiernos y empresas, y se presentaron nuevas demandas de calado en Alemania, España, Francia, Polonia y Reino Unido, entre otros países, así como un caso de seis menores y personas adultas jóvenes portugueses ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra 33 Estados miembros. El Tribunal Supremo irlandés exigió que el gobierno adoptara objetivos más ambiciosos de reducción de emisiones, mientras que el Tribunal Federal suizo rechazó una reclamación similar.
     
  • Conciencia medioambiental: México se convirtió en el undécimo país de América Latina y el Caribe en ratificar el Acuerdo de Escazú, un tratado regional sin precedentes sobre el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales y la protección de los defensores y defensoras ambientales en América Latina y el Caribe, por lo que entrará en vigor el 22 de abril de 2021.

Poder popular

  • En 2020, las personas activistas de derechos humanos unieron sus fuerzas para apoyar numerosos movimientos en todo el mundo, como las protestas de Black Lives Matter en Estados Unidos y las del movimiento #EndSars en Nigeria, entre otros muchos. La pandemia también dio lugar a formas de protesta nuevas y creativas, como las huelgas virtuales por el clima. 

Cómo puedes apoyar

Dona

Trabajamos para exponer las violaciones de los derechos humanos, dando una luz de esperanza a quienes aún esperan justicia.

Firma nuestras peticiones

Con tu firma podemos presentarnos frente a las autoridades no solo como Amnistía Internacional ¡sino como miles de personas exigen un mundo mejor!

Hazte miembro

Además de donar, las personas que forman parte de la membresía cuentan con voz y voto para participar en las actividades de gobernanza de Amnistía Internacional Sección Mexicana.